Home » Emprendedores » Muñecas Cabello de Ángel, una tradición que persiste
21640948_857112231116006_717061759144195218_o

Muñecas Cabello de Ángel, una tradición que persiste

Todas las generaciones de mujeres jugaron en su infancia con muñecas, algunas más elaboradas que otras, algunas con más accesorios que otras, pero muñecas al fin. Es una tradición que existe desde hace mucho tiempo y que va a seguir vigente por mucho tiempo más.

En este sentido, Muñecas Cabello de Ángel nació hace seis años de la mano de su creadora, Mariana Kozulj, en un contexto de lagos, bosques y aromas de la Patagonia, más precisamente en Bariloche.

Inspirada por ese entorno, madre de cuatro varones, y por una necesidad imperiosa de emprender un negocio propio, nació este emprendimiento sin vislumbrar los viajes y las historias que se sucederían con él.

Cabello de Ángel es un emprendimiento que pretende ofrecer al mundo el recuerdo atesorado de aquellas muñecas que hacían las abuelas alrededor de los leños, revivir aromas, recuerdos de la infancia, los más sencillos y puros.

Una de las particularidades, es que cada muñeca es única y el cliente puede elegirla a su gusto. Madres, abuelas, tías y madrinas, novios, papás, eligen inmortalizar el tesoro de la infancia de sus hijos, enviando una foto o historia para ser contada a través de una muñeca.

“Siempre decimos que hay muñecas para vestir, cambiar, alimentar. Las nuestras son para atesorar. Nuestras muñecas más que un juguete, son un objeto atesorable por el gran afecto con el que están hechas, pensadas y regaladas. Muchas historias de vida se tejen detrás de ellas”, explicó su creadora.

Mariana nos contó acerca de niñas que a las que no les gusta su color de pelo pero que se reconcilian con él a través de su muñeca pelirroja o aquellas que tienen alguna enfermedad por la cual no pueden patinar y encuentran alivio en su muñeca patinadora.

“Una de las historias más conmovedoras que recuerdo es la de un hombre que me escribió para regalarle a su señora de 60 años su muñeca. Quiso sorprenderla con ese regalo pensado y dedicado. O la de Emilia, una niña que luchó meses en la incubadora y para celebrar sus primeros años, su madre nos encargó una muñeca guerrera, princesa…mezcla de ambas. No podría encontrarla entre 100 muñecas industriales iguales…la encontró en nuestra propuesta”.

Para confeccionar las muñecas, se eligen personas que presenten alguna dificultad concreta para salir de su casa para trabajar. De esta manera, partes de las muñecas las pueden realizar madres al lado de sus hijos, pequeños talleres textiles, personas con algún tipo de dificultad psicológica que no puede cumplir largas jornadas fuera de su hogar.

“Ofrecer a los nuestros trabajar por objetivos y no por horarios, que puedan coser la muñeca mientras sus hijos duermen la siesta y no en un horario estático, trabajar mejor en las horas que cada uno elija, va de la mano con estos pequeños cambios sociales que se empiezan a vislumbrar y que van a favor de la calidad de vida”, agregó Mariana.

Es así como Cabello de Ángel participó como finalista en el Tercer Premio Nacional Madre Emprendedora, elegido como proyecto finalista por su Impacto Social.

Estas muñecas especiales pueden conseguirse en Ushuaia, Provincia de Buenos Aires, Córdoba, Jujuy, Rio Negro, La Pampa, entre otras provincias, en algunas Jugueterías Didácticas o tiendas  elegidas para ofrecer un producto absolutamente cuidado.  También se realizan envíos a todo el país.

Además de muñecas, este año ampliaron la cartera, ofreciendo Papeles de Carta con diseños propios, para ser coleccionados y atesorados como lo fueron en otras épocas.

Más información:

Facebook: https://www.facebook.com/micabellodeangel/

Colección Completa: http://issuu.com/gofindesign/docs/boutique_de_mu__ecas_cabello_de_ang?e=30488157%2F51516225

Sitio web: www.micabellodeangel.com

para compartirShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Compruebe también

waffles

Unboxing de la Fábrica de Waffles de Kreker

Uno de los juegos preferidos de los chicos son los que tienen que ver con …