Home » Mercado » La evolución de los juguetes hacia una oferta sin género
barbies

La evolución de los juguetes hacia una oferta sin género

Desde siempre a los juguetes para nenes se los relacionaba con el color celeste, mientras que los de las nenas eran rosas. Sin embargo, el mundo está cambiando, y con ello la sociedad y las industrias deben adaptarse. Es por eso que en el marco de los juguetes se está tendiendo a que no tengan género y que cualquier niño pueda jugar con ellos.

Ejemplo de ello es GoldieBlox, un kit de construcción para motivar a las niñas a que sean la próxima generación que lidere los ámbitos de la ingeniería y tecnología. El mismo fue creado por Debbie Sterling luego de que en la universidad a sus compañeros varones les fuera mejor en la materia de diseño proyectual. Esto se debía a su temprana exposición a los videojuegos, donde podían desarrollar habilidades claves para su posterior desempeño.

Lo mismo ocurre con Ikitoi, un juego desarrollado por jóvenes recibidos de la  UBA que apuestan por el desarrollo cognitivo y físico a través del juego sin género.

Agustina Ramírez Bustos, psicóloga, especialista y autora de Crianza Libre, advierte sobre las elecciones que dirigimos los adultos: “En gran parte viene de la idea de que el niño es un sujeto pasivo que aprende del juguete, que recibe la información que este tiene para aportar, y se nutre con las posibilidades rígidas, estipuladas y estereotipadas que el objeto le puede dar”. Pero eso está lejos del impacto real: “el juego es una función vital para los bebés y niños. Es una actividad íntima y sagrada que les permite apropiarse del mundo y constituirse subjetivamente”.

Incluso también en la comercialización está cambiando. Amazon sacó las etiquetas que clasifican a los juguetes para niños o niñas que limitaba o sesgaba la búsqueda a la hora de hacer compras online.

En el mundo del comercio digital, Amazon ya comenzó a sacar las etiquetas que clasifican los juguetes para niños o niñas que limitaba o sesgaba las búsquedas a la hora de hacer compras online. Y en esto no se trata de quitar el género de vista, sino de empezar a dejar de fomentar microprácticas que terminan incidiendo en la inequidad de género. Como menciona Agustina, como adultos solemos pensar: “Este juego es así. Esto te gustará. No se juega con esto porque es de niña. Estás jugando mucho con bloques, ¿será que vas a ser arquitecto?” Y sin saber estamos direccionando el accionar y la capacidad de elegir de los niños, desde la etapa infantil, y en adelante.

 

Fuente: La Nación

 

para compartirShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Compruebe también

domino

Jugar al dominó puede desarrollar habilidades matemáticas

Los juegos de mesa ayudan a las personas a aprender a usar algunas herramientas cognitivas …